Recetas de cocina Chefuri.com




Ñokis (Gnocchis) de Sémola de Trigo



Ingredientes

    -1000 gr. de leche entera
    -330 gr. de sémola de trigo
    -6 gr. de nuez moscada
    -6 gr. de sal
    -pimienta blanca molida
    -1 huevo
    -30 cucharadas soperas de salsa de tomate
    -250 gr. de queso ricota rallado

Preparación

Pondremos la leche en un sauté al fuego, hasta que esta levante, llegando al punto de ebullición. En este punto añadiremos la totalidad de la sémola de trigo y removeremos constantemente para lograr una uniformidad total en la masa.

Mantendremos viveza en el fuego, hasta que lograr cocer la sémola; ello nos requerira poco, tiempo, aproximadamente 10 minutos. Es importante remover esta pasta de forma constante, puesto que de no hacerlo habitualmente esta se nos puede pegar en el fondo de la marmita primero, y quemarse posteriormente.

Una vez cocida la sémola, prolongaremos la cocción 5 minutos más, pero antes, añadiremos los huevos, los cuales deberemos hacerlos asimilar a la masa.

Por último añadiremos los ingredientes aromáticos, es decir la nuez moscada, la pimienta blanca y la sal. Pasados estos 5 minutos, necesarios para compactar la masa, apagaremos el fuego y dejaremos reposar la pasta.

Estiraremos esta en una gastronorma o bandeja cuya altura no sobrepase los 5 centímetros, puesto que luego para troquelar estos gnocchis, no nos interesa que tengan una altura excesiva. Con una lengua de pastelería o con una espátula allanaremos la superficie de la pasta.

Como indicábamos anteriormente dejaremos reposar la pasta. Lo haremos un periodo de dos horas guardandola en el frigorífico. Una vez tengamos la masa estirada, reposada frío y sobretodo compactada, cortaremos las raciones utilizando un cortapastas.

La medida ideal de cortapastas, es de unos tres centímetros de diámetro. Troquelaremos la pasta, obteniendo aproximadamente de 90 a 100 gnocchis partiendo de la receta básica. Por cada comensal pondremos de 6 a 7 gnocchis.

En el momento de servir el plato, calentaremos los gnocchis primero en el horno; por periodo de tres minutos a una temperatura de 120 grados, y seguidamente en la salamandra o gratinador.Antes de calentar los gnocchis, debemos espolvorear queso rallado en la superfície, para lograr un buen gratinado.

A parte calentaremos la salsa de tomate, ya reducida a consistencia jarabosa. Salsearemos el plato con dicha salsa de tomate, y formando un círculo, colocaremos uno a uno los gnocchis. Servir siempre caliente.

Este es un plato muy económico y muy sencillo de realizar, pero que no por eso deja de ser un plato interesante.