Recetas de cocina Chefuri.com


Masa de Pizza



Ingredientes

    -100 gramos de harina
    -3 cucharadas soperas de aceite de oliva
    -1 pizca de sal
    -5 cl. de agua o leche
    -5 gramos de levadura prensada

Preparación

Se suele decir que el secreto de una buena pizza, está en su masa. Nosotros estamos totalmente convencidos de que eso es así. Una masa esponjosa y suave, es básica para hacer una pizza que guste a nuestros comensales. La elaboración de la masa de pizza no difiere en casi nada al resto de las masas denominadas de pan.

La masa de pizza, al contener levadura necesita una doble fermentación de la misma, una vez antes de hornearse y otra en el propio horneado. Para elaborarla deberemos tamizar la harina para así eliminar grumos y posibles impurezas del refinado de la harina.

Si vamos a amasar de forma manual, confeccionaremos un volcán con la harina, en el que haremos un pequeño agujero en el centro. La sal la deberemos haber mezclado anteriormente con la harina. Diluiremos la levadura prensada en la leche o el agua tibia, es indiferente. Introduciremos tanto la levadura disuelta como el aceite en el centro del volcán de harina, y seguidamente trabajaremos constantemente la masa hasta lograr que se uniformicen todos los ingredientes.

Para amasar de forma mecánica, deberemos poner el gancho en la amasadora. Introduciremos la harina, y seguidamente el aceite y la levadura disuelta. La velocidad del amasado debe ser moderado, siendo mejor pecar de lentitud que de una excesiva velocidad. Una vez logrado un buen amasado de los ingredientes, ya sea utilizando metodos manuales o máquinas de amasar, muy recomendables para grandes cantidades de masa, deberemos dejar reposar la masa para lograr que se produzca de forma satisfactoria la primera fermentación. Taparemos con un paño de cocina bien limpio la masa, y la colocaremos en una fermentadora a 30 grados de temperatura.

En el caso de no disponer de fermentadora, colocaremos la masa sobre el horno, donde con toda seguridad se obtienen esos 30 grados de temperatura necesarios para fermentar las masas de pan. La humedad tambien es importante, es preferible un lugar seco que un lugar húmedo para fermentar las masas de pan, por lo que el horno, nos proporciona un ambiente seco. Dejaremos laudar la masa durante 20 minutos.

Llegados a este punto, solamente deberemos estirar la masa, hasta el grosor y la forma deseada; preferiblemente que no tenga demasiado grosor. Rellenaremos la masa con los ingredientes que tengamos frescos de temporada o bien con los que mas gusten a nuestros comensales. Las posibilidades de las pizzas son casi infinitas.

Estiraremos la masa hasta que tenga el mínimo grosor posible, la rellenaremos y la hornearemos a 220º hasta que este hecha.