Recetas de cocina Chefuri.com


Cookies de chocolate y nueces



Ingredientes

    340 gr. de azucar
    340 gr. de azucar moreno
    450 gr. de mantequilla
    10 gr. de extracto de vainilla o 1 vaina de vainilla fresca raspada
    6 gr. de sal
    4 huevos
    1 kg. de harina floja
    10 gr. de levadura quimica ( baking power)
    510 gr. de drops de chocolate o chocolate cortado pequeño
    250 gr. de nueces

Preparación

La elaboración de las cookies es francamente sencilla, no tendremos ninguna dificultad para realizarlas si disponemos de una batidora eléctrica con el accesorio mezclador (Pala). Empezaremos poniendo la mantequilla a pomar. Para ello debemos dejarla a temperatura ambiente si trabajamos en un medio templado o caliente ( mínimo para pomar a temperatura ambiente necesitamos 25 º C de temperatura ). En caso de que haga frío o queramos acelerar el proceso, pondremos la mantequilla unos instantes en el microondas.

Una vez tengamos la mantequilla pomada ya podremos iniciar el pastado de las cookies. Para ellos, empezaremos juntando en el perol de la montadora, la mantequilla pomada y los azúcares (el granillo y el azucar moreno). Daremos marcha rápida hasta blanquear la mantequilla. Al usar azúcar moreno no obtendremos un resultado blanco, pero si podremos multiplicar por 2 el volumen originario de la mantequilla y lograremos disolver el azúcar en ella. Seguiremos agregando en una marcha más moderada el extracto de vainilla y los huevos (a poder ser ya batidos levemente).

Paramos la batidora y añadimos a la mezcla el resto de ingredientes secos previamente mezclados. Reemprender la marcha a velocidad mínima, para evitar que nos rebose la masa, especialmente fácil es el desborde de la harina. Con marcha lenta lograremos amalgamar bien todos los ingredientes. A medida que el riesgo de rebosar harina disminuye, podemos ir dando una marcha mas rápida a la batidora.
Con este proceso damos por terminado el pastado de la cookie.

Con la ayuda de papel sulfurizado daremos la forma a las galletas. Haremos rulos del tamaño que deseemos. Para ello necesitamos enrollarlas haciendo una ligera presión para que la masa se reparta por igual, tendiendo a escapar por los lados.

Tras formar las galletas, es necesario congelar la masa para que esta se pueda manipular y cortar fácilmente. Hay que tener en cuenta que la cookie al ser una masa que lleva mucha mantequilla, es muy blanda y difícil o casi imposible de cortar si no esta un poco congelada. Una vez congelado el rulo de galletas, lo cortaremos a un grosor aproximado de 2 cm. Extenderemos las galletas sobre el mismo papel sulfurizado en la que la hemos congelado, o bien en uno nuevo si no vamos a gastar todo el rulo.

Realizaremos la cocción de las galletas a 180 º C, regulando si es posible la intensidad de la suela del horno. A poder ser la pondremos muy baja. Esta cocción dependerá del grosor del rulo que hemos formado, pero aproximadamente en unos 8 minutos la cookie estará cocida. Debemos retirarlas del horno en el momento que empiecen a adquirir un poco de color. Es muy importante cocer lo justo las galletas, si se secan resultan arenosas y pierden mucha calidad.

Para conservarlas correctamente las guardaremos en una caja que las aisla de la humedad.