Recetas de cocina Chefuri.com


Galletas Crujientes de Arroz



Ingredientes

    -150 gr. de cebolla
    -30 gr. de aceite de girasol
    -330 gr. de arroz
    -6 dl. litro de agua
    -100 gr. de crema de leche
    -sal
    -pimienta blanca

Preparación

Empezaremos la elaboración de esta innovadora receta triturando al máximo la cebolla, que seguidamente rehogaremos a fuego lento o inclusive dejandola cocer en la plancha.

Añadiremos el arroz y cubriremos con agua, hasta alcanzar el doble de volumen de agua que de arroz. Herviremos el arroz durante aproximadamente 12 minutos, dependiendo del tipo de grano que estemos utilizando; pero siempre debemos dejar el arroz al punto.

Cuando el arroz esté al punto, añadiremos la crema de leche, que nos espesará el preparado, dejandolo en su textura idónea para que la masa resultante sea compacta y a su vez no se adhiera al papel sulfurizado que utilizaremos a posteriori.

Una vez añadida la crema de leche, prolongaremos la cocción hasta que levante el hervor y se reduzca un poco el volumen de crema de leche. Antes de utilizar esta pasta para hacer las planchas, salpimentaremos.

Para estirar y cocer las planchas necesitaremos gomas de cocción o SilPat, papel sulfhurizado y un rodillo de pastelero. Colocaremos en el centro del SilPat, concretamente por la parte lisa, que es más propensa para estirar masas, un montoncito de aproximadamente 150 gramos de masa de arroz. Taparemos dicha masa y el resto de la goma de cocción con una lámina de papel sulfhurizado.

Utilizando un rodillo de pastelero, estiraremos la masa de arroz, de forma uniforme por toda la superfície del Silpat, hasta lograr un grueso no superior a los 2 mm.

Retiraremos la lámina de papel sulfhurizado de forma suave, puesto que de retirarla de forma brusca, podriamos llevarnos pegada en la lámina de papel la práctica totalidad de la plancha de arroz. Coceremos las planchas a una temperatura constante de 180 grados, durante un periodo de tiempo de entre 15 y 20 minutos.

Cuando retiremos las planchas del SilPat, debemos tratarlas con mucho cuidado, dada la facilidad con la que se rompen estas.

Para guardar estas galletas, es importantísimo dejarlas en un lugar seco, fuera del alcance del frío y de la humedad. Porcionar segun las necesidades las planchas.