Recetas de cocina Chefuri.com




Pato relleno a la costra



Ingredientes

      - 1 pato despojado de 1’8 kg
      - 225 g de masa de hojaldre
      - huevo batido para barnizar
      - 575 ml de salsa española (ver vuestras recetas: Dela)
      - Para el relleno:
      - 25 g de mantequilla
      - 1 cebolla picada muy fina
      - 350 g de picadillo de cerdo
      - 50 g de migas de pan
      - 75 g de jamón en juliana
      - 50 g de champiñones picados
      - 1 cucharadita de salvia seca
      - 1 huevo ligeramente batido
      - ½ cucharadita de sal
      - pimienta negra recién molida

Preparación

Deshuesar el pato, sin romper la piel. Poner el horno a 200º C. Fundir la mantequilla en un cazo y rehogar un poco la cebolla, para ablandarla pero sin dorarla. Mezclarla en un cuenco con todos los demás ingredientes del relleno.

Extender el pato con la piel hacia abajo, salpimentarlo y rellenarlo. Cerrarlo dando su forma inicial y coserlo.

Poner el pato en una parrilla, colocada a su vez en una bandeja de horno y asarlo de 1 a 1 ¼ horas. Se sabe que está echo si al pincharlo el jugo sale transparente. Dejar que se enfríe y descoserlo.

Mientras se asa el pato ponemos los huesos a cocer con una cebolla picada durante 1 hora. Hacer la salsa española pero con este caldo.

Estirar la masa con el rodillo, del tamaño suficiente para envolver el pato y dándole una forma perfecta.

Poner el pato ya frío en el centro, humedecer los bordes y cerrar las juntas muy bien. Colocarlo con la unión hacia abajo en una placa de horno humedecida. Hacer adornos con los recortes y pegarlos sobre el pato, barnizarlo con el huevo batido y dejarlo en el frigorífico 30 minutos.

Poner el horno a 220º C, meter el pato y a los 15 minutos bajar la temperatura a 190º C y dejarlo así otros 30 minutos, cubriéndolo con papel de aluminio si se empieza a tostar demasiado. Se sirve con la salsa española por separado.

Gracias a la costra y al relleno el pato da para el doble de comensales. Está muy rico caliente, pero también lo está frío, pero si se piensa servir frío se le debe quitar la piel después de asarlo. Y lo mejor es que el trinchado es muy fácil.



206 votos