Recetas de cocina Chefuri.com




Croquetas de jamón serrano



Ingredientes

    -5 cucharadas soperas de aceite
    -ó 2 de aceite y 40 g de mantequilla
    -4 cucharadas soperas de harina
    -1 cebolla pequeña
    -de ½ l a ¾ l de leche (aproximadamente)
    -jamón serrano picado, 150 a 200 g, según nos guste más o menos cantidad
    -sal
    -huevos
    -pan rallado
    -aceite

Preparación

En una sartén ponemos el aceite (o aceite y mantequilla, según la opción elegida), añadimos la cebolla muy picadita y la pochamos.



Echamos un poco del jamón picado, como dos cucharadas.



Añadimos a continuación la harina y la rehogamos muy bien.



Vamos añadiendo la leche poco a poco, y removemos con una cuchara de madera o unas varillas continuamente.



Si no queremos que la cebolla se note, pasamos por la batidora y de esta forma quedará muy fina, a las personas que no les guste no notaran la cebolla, pero ésta da muy buen sabor a las croquetas.



Seguimos añadiendo la leche, y vamos dejando que hierva hasta que estén del espesor necesario, que suele ser cuando la masa empieza a despegarse de las paredes del recipiente. Dependiendo de cómo hayan sido las cucharadas de harina de colmadas se necesitará más o menos leche, como vamos poniendo poco a poco, sabremos la que se necesita.



Es ahora cuando añadimos el resto del jamón y removemos para que quede todo bien integrado.



Echamos la masa en un recipiente y las dejamos enfriar, para que no se forme costra podemos tapar con film o bien si el recipiente tiene su tapa con ella. Dejamos que se enfríe para poder trabajarlas.



Batimos dos o tres huevos, según los que necesitemos. En otro plato ponemos pan rallado. Pasamos por pan rallado, huevo y de nuevo pan rallado. Esta es la opción que a mi me gusta más. También podemos pasarlas por harina, huevo y al final pan rallado. Dando a la masa la forma que queramos, o bien con dos cucharas o bien con las manos como veis en la foto. Yo siempre con las manos, me salen bien, es la costumbre.



Las freímos en abundante aceite, a una temperatura alta, pero no demasiado. Les vamos dando la vuelta para que se dore por todos los lados.



Aquí las tenéis, listas para comer.





Con estos pasos podemos hacer las croquetas del relleno que queramos.



244 votos