Recetas de cocina Chefuri.com


vegana: Canelones rellenos con setas y champiñones



Ingredientes

    PARA LOS CANELONES
    ½ Kg. de harina de trigo
    1 taza de agua
    ½ cucharadita de sal


    PARA EL RELLENO Y LA SALSA
    1 taza de boletus edulis o pinicola secos, cortados en trocitos de 1 cm. de lado
    500 grs. de champiñones frescos de tamaño mediano
    6 dientes de ajo majados
    2 cucharadas de perejil picadito
    1 Kg. de tomates bien maduros, sin piel ni semillas, molidos o cortados en cuadritos y luego majados con un tenedor. O una lata grande de tomates.
    4 cucharadas de aceite
    media taza de vino blanco
    sal, pimienta

    PARA CUBRIR
    1 taza de pan rallado, de corn flakes molidos o de papitas fritas de las que se usan para poner en los perros calientes, igualmente molidas.
    Preparación
    Remojar los boletus en agua tibia durante 20 minutos. Escurrirlos, reservar, colar el agua y reservar tambien.

Preparación

Lavar bien los champiñones, sin dañar la piel. Cortar en delgadas rebanadas de ½ cm.

Poner el aceite en una sartén y freír juntos ajo y perejil. Añadir los boletus, dorar un par de minutos, agregar el agua y cocinar hasta que se sequen. Agregar los champiñones y cocinar hasta que el agua que sueltan se haya evaporado. Verter el vino y cocinar hasta que evapore. Poner entonces los tomates, salpimentar y cocinar hasta que el aceite suba. Colar la salsa y reservar, por separado, los hongos y la salsa de tomate. Debe haber salsa suficiente como para cubrir completamente los canelones. En caso de que haya reducido mucho, debe hacerse algo de salsa adicional y mezclar con la primera. A este efecto puede usarse pasta de tomates.

Cernir la harina junto con la sal. Poner en un cuenco e ir añadiendo, poco a poco, el agua, amasando hasta que despegue tanto del cuenco como de los dedos. Dejar reposar por media hora cubierta con un paño húmedo. Estirar a un grosor de 3 mm. con la ayuda de un rodillo para amasar. Con un cuchillo cortar rectángulos de masa de unos 7.5x10 cm. Echarlos en unos 4 litros de agua hirviendo, adicionada de 1 cucharada de sal. Dejar hervir unos 5 minutos, retirar del agua y poner a escurrir en una servilleta, evitando que los rectángulos se sobrepongan.

Como alternativa, puede utilizarse la pasta para lasaña que venden en los automercados. Esta se cocinará igualmente en agua hirviendo durante unos tres minutos y luego se pondrá a escurrir.

Aceitar un molde no muy profundo que pueda ir al horno. Poner una ligera capa de salsa en el fondo.

Tomar los rectángulos de pasta, poner en un extremo un poco de hongos, cuidando de dejar los bordes limpios, enrollar el canelón y ponerlo en el molde, con el borde hacia abajo. Ir poniendo los restantes canelones en el molde, sin que se sobrepongan. Si necesario, usar dos moldes. Bañar los canelones con el resto de la salsa, espolvorear con pan rallado, con corn flakes triturados o con papitas fritas, de las que se usan para los perros calientes, igualmente molidas y llevar a horno precalentado a 350ºF durante unos 20 minutos. Servir calientes.