Recetas de cocina Chefuri.com



Especial ensaladas




El nombre de ensalada viene de la palabra sal, ingrediente que se empleaba en la antigüedad, junto al vinagre y el aceite, para aderezar ciertos platos.

Hoy en día se entiende por ensalada la combinación de una o varias hortalizas, fundamentalmente de verduras de hoja, sazonadas con diferentes salsas. Pero las ensaladas pueden llevar en su composición otros ingredientes como pueden ser: todo tipo de verduras y hortalizas, carne, pescado, aves, marisco, pasta, legumbres, patatas, frutas, frutas deshidratadas, arroz, huevo, conservas, frutos secos, quesos, embutidos, especias, semillas, flores ... En fin, como podéis ver, en una ensalada se puede poner cualquier ingrediente, si es de nuestro gusto puede perfectamente formar parte de la ensalada.

ensalada


También las salsas para aliñarlas pueden ser muy variadas, con vinagretas y salsas de todo tipo, desde la más tradicional hasta la más innovadora, la exquisita combinación de sabores y colores hacen de ellas una delicia gastronómica. Hoy en día podemos encontrarnos en el mercado con una gran variedad de aceites, donde el de oliva es el rey, sobre todo si es virgen extra, en España son realmente buenos, son muchas las comarcas que lo prensan y cada zona le da un carácter especial a sus aceites, los tenemos con denominación de origen y sin él (aún, pero de calidad). Aceites de calidad son los que hay que emplear para preparar las ensaladas, aunque sean más caros, pero merece la pena. Estos son algunos de los aceites de oliva que podemos encontrar en tiendas especializadas, de avellana, almendra, nuez, sésamo, pistacho, al hinojo, al romero, ... (y más hierbas arómaticas), al curry, a la pimienta verde; así como de girasol, de semillas de algarroba, de pepitas de uva, de maíz, virgen de cártamo …

Lo mismo ocurre con el vinagre y la sal, la variedad es grande, y es que además de encontrarlos en su estado “normal”, podemos encontrar cada uno de ellos (aceite, vinagre y sal) con diferentes sabores, con aromas que pueden dar a las ensaladas un toque totalmente distinto dependiendo del que se use. Al igual que con el aceite hay una gran variedad de vinagres, una lista aún más extensa. No es lo mismo un vinagre de manzana que uno de modena o de frutas. Sirvan de ejemplo los siguientes: de frutas (sidra, cereza, frambuesa, arándanos, …), de hierbas aromáticas (salvia, tomillo, estragón, romero, …), de hidromiel, de ajo ...



Todas estas posibilidades nos permiten descubrir un nuevo universo de combinaciones que sorprenderán gratamente a nuestro paladar. Apetitosas tanto a la hora de comer como de cenar, las ensaladas pueden saborearse como plato único o bien formar parte de un menú equilibrado.

Suele ser un plato frío, tibio o combinado, es decir, una gran mayoría de ingredientes fríos con alguno minoritario templado o caliente, pero nunca es un plato caliente en su conjunto.

Podemos decir que el consumo de ensaladas es sin ninguna duda 100% saludable. Nos proporciona importantes beneficios para nuestra salud, nos protegen de las enfermedades cardiovasculares, degenerativas, nos hidrata y nos nutre la piel, además tienen un alto contenido en vitaminas, minerales, fibra y enzimas digestivas. Estas enzimas son indispensables en la transformación de alimentos. Sin ellos el estómago podría tardar meses en realizar la digestión de cualquier ingrediente y se transformaría en otras sustancias no recomendables. Abundantes en los alimentos crudos y fermentados, las enzimas también actuan como desintoxicantes, favoreciendo la neutralización y la eliminación de las toxinas. Las ensaladas constituyen una excelente forma de aportarlos, ya que en su elaboración los alimentos sufren muy pocas manipulaciones y se consumen mayoritariamente crudos (por esta misma razón también podemos añadir que son una gran fuente de vitaminas, ya que éstas, al igual que las enzimas, se destruyen parcial o totalmente con la cocción). Además, los ingredientes que proporcionan enzimas digestivas acostumbran a engordar más que los que sí las contienen.

Las ensaladas son muy refrescantes, ligeras, económicas y sencillas y divertidas de preparar. Es un plato imprescindible en la alimentación durante todo el año, pero es en verano cuando van a proporcionar que nuestro cuerpo esté más hidratado, ayudando al organismo a acomodarse a las temperaturas más altas de los meses de primavera y verano, no debemos olvidar que el 90% de la composición de las hortalizas es agua, por lo tanto es una de las formas más sencillas y rápidas de hidratar nuestro cuerpo cuando aprieta el calor, mejor dicho, nos refreca nuestra sed y sacia nuestra hambre. Atractivas, sabrosas y fáciles de digerir, las ensaladas aportan todos los nutrientes necesarios en una dieta completa, sana y equilibrada.



Las verduras y hortalizas, sobre todo las de hoja, necesitan de una limpieza escrupulosa al haber estado en contacto con la tierra, y sobre todo con herbicidas y pesticidas, por estos motivos se requiere un lavado minucioso, sobre todo en verano. Hoy en día se pueden encontrar ya limpias y envasadas, listas para ser utilizadas.

No hay que olvidar que a la hora de comprar la frescura de los ingredientes y su calidad es la clave para una buena ensalada. Por eso, al hacer la compra, conviene elegir productos de temporada, pues siempre estarán en su punto y además su precio es más económico.

La elección de los ingredientes es esencial para la presentación de una ensalada. Una ensalada debe ser como un ramo de flores, lleno de colorido y oloroso. Con las ensaladas se ha de ser atrevido, no hay apenas reglas, debemos de ser como un gran diseñador de moda, hay que crear nuevos conjuntos, y si se puede de primavera, verano, otoño e invierno. Se pueden hacer combinaciones atrevidas, pero hay que tener en cuenta la armonía de los colores, de sabores y de aliños. Podemos realizar una sencilla ensalada o una más compleja, la originalidad y la imaginación son muy estimulantes, a menudo la perfección la podemos encontrar en la simplicidad, hemos de decorar las ensaladas de una forma que atraiga al comensal, una manera de seducir y de ser seducidos, porque al final lo hacemos con pasión y trasmitimos nuestros sentimientos.

Os dejo una lista con unas cuantas ensaladas (que iré añadiendo más con el tiempo), quizás no sean famosas, pero éstas ya están escritas en todos los libros y las podemos encontrar con facilidad, sin embargo algunas si son conocidas, unas más que otras, algunas me las he inventado, o he cambiado algo, son parecidas pero con otros ingredientes de forma que hace que sea una nueva ensalada, según lo que tenía en casa o en el mercado, pero todas están ricas, cómo no, unas más que otras, como en todo hay siempre preferencias en los ingredientes, y como dice mi madre “para gustos se hicieron los colores”.



Os invito a que dejéis vuestras ensaladas, porque además de enseñarnos los secretos de su elaboración, nos vamos a enriquecer conociendo ensaladas de todo el mundo y darnos cuenta de la gran riqueza y variedad que hay.

Recetas ensaladas de Dela

Más ensaladas fáciles:






4 Comentarios

MIGUEL R. MUÑOZ

ME PARECE UNA PAGINA DE CORREO EXTRAORDINARIA: LE AUPO A CONTINUAR SIEMPRE EN ESTE TRABAJO QUE RESULTA TAN BENEFICIOSO PARA NOSOTROS LOS RECEPTORES DEL MISMO. SALUDOS Y EXITO.

Publicado el 24-05-2011

olmar

Una sola palabra: ¡fantástico! Y otra: ¡felicitaciones!

Publicado el 25-05-2011

Chefwww

Actualizado con nuevas recetas

Publicado el 10-07-2011

uri yael

me gustan tus recetas

Publicado el 20-05-2012